Ventajas de los programas antispam

Para combatir los correos no deseados, que además del tiempo que insumen muchas veces pueden ser dañinos para el sistema operativo de su equipo, se han creado programas específicos que están abocados a esta tarea de protección y que son denominados antispam.

Los programas antispam son específicamente los encargados de eliminar el correo no deseado de los buzones de los usuarios, luchando contra este gran flagelo de la era de la información. Aunque el correo electrónico ha potenciado y optimizado la comunicación entre las empresas de todo el mundo, una gran cantidad de los mensajes que reciben los profesionales y empleados son correo no deseado o basura (spam).

De esta forma, para combatir los peligros que pueden significar los correos basura, que generalmente contienen archivos adjuntos que son dañinos para los equipos o que apuntan al robo de datos privados, se idearon los programas antispam. Los mismos emplean distintas herramientas tecnológicas para eliminar estos riesgos.

Vale destacar que el spam ya no se encuentra solamente circunscripto al e-mail o a Internet, sino que intenta llegar a la telefonía móvil, que lo sufre actualmente por medio de los mensajes SMS y MMS, y a la telefonía de voz sobre IP (VoIP). Dentro de Internet, podemos hallarlo también fuera de los correos electrónicos (en foros, redes sociales, etc.).

Para optimizar la protección de los equipos y correos, los programas de servicio antispam utilizan por ejemplo la técnica de análisis de listas negras y blancas. El funcionamiento de las listas negras de spam consiste en generar una base de datos de servidores de correo que puedan ser fuentes posibles de correos dañinos. Los remitentes dados de alta en esta base de datos son etiquetados como poco fiables.

De esta manera, los correos recibidos que tengan remitentes que figuren en la lista negra serán eliminados o, en otros casos, colocados en una carpeta de “correo no deseado” para que el usuario no los abra por accidente y dañe el sistema operativo con algún virus, programa espía o amenaza similar.

Otra de las técnicas que completa el análisis de los mensajes que llegan a la bandeja de entrada de cada cuenta de correo electrónico es el filtrado Bayesiano, que trabaja concretamente con los contenidos de los mensajes, identificando patrones de texto que se reiteran en los spam para poder así detectarlos.

Al igual que sucede con los antivirus, los antispam se actualizan continuamente y van adquiriendo nuevas funciones para incrementar su potencial de protección.